Evangelio de San Lucas, cáp. 18.

15 Le presentaban también los niños pequeños para que los tocara, y al verlo los discípulos, les reñían.
16 Mas Jesús llamó a los niños, diciendo: “Dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidáis; porque de los que son como éstos es el Reino de Dios.